Políticas de Datos Abiertos

Las políticas públicas son el resultado de una decisión; hacer algo o no hacerlo implica una voluntad por poner en firme recursos para atender una demanda, problemática o necesidad.  Las políticas de datos abiertos son precisamente esto, una respuesta a la actual o potencial demanda de datos, así como un aporte significativo a la visión gubernamental por la eficiencia.

En algunas ocasiones se ha discutido si una política de datos abiertos es o no indispensable para”abrir datos”, o si una política es innecesaria si existiera previo un marco relacionado al acceso a la información pública. Quizá la respuesta no esté ni en un sí ni en uno, sino más bien en el análisis de lupa del entorno, sobre la madurez de las instituciones en el ejercicio de reconocimiento del derecho a la información pública, la solidez y empoderamiento del ecosistema, del acceso a tecnologías y al estímulo de una transición firme hacia una sociedad del conocimiento.

Hace unos años, la Sunlight Foundation lanzó los Lineamientos para Políticas Públicas de Datos Abiertos, en los cuales se establecen 32 aspectos claves a la hora de establecer una política que favorezca la producción, publicación, difusión y reutilización de los datos abiertos; y otras referencias de políticas están en los marcos existentes en diversos países de la región.  En el análisis de estos marcos, es posible identificar factores comunes, diversos y diferentes, pero lo que es relevante destacar es la coincidencia en el fin que buscan estas políticas.

Más allá de la transparencia, las políticas de datos abiertos deben ser catalizadores de la eficiencia y la gestión al interno del gobierno, deben ser habilitadores para la innovación y la creatividad en dimensiones económicas, sociales, políticas y culturales, de lo contrario está definido una subestimación del valor que pueden dar los datos abiertos para generar oportunidades.

Los datos abiertos son una herramienta, un habilitador, un mecanismo para lograr algo; sobreponer a los datos abiertos como la solución, es como poner toda la confianza en que un martillo por si solo construirá una casa.  No es cuestión de si abrimos o no datos, es cuestión de ¿qué haremos con ellos? … y ese es el verdadero reto.

Sigamos conversando en @okfnelsalvador y @datosabiertossv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *